Prana es una palabra en sánscrito que hace referencia a "lo vital", y puede traducirse como principio vital o aliento de vida, sexto principio de la Constitución septenaria del hombre. 

Es la vitalidad, la fuerza vital, la vida que impregna el cuerpo al que llamamos vivo de todo hombre, animal o vegetal; energía o potencia activa, origen de los procesos vitales. 

Su origen es la Vida universal, eterna, indestructible. La porción individualizada en todo ser vivo vuelve a su seno al morir el cuerpo físico. 

La fuerza de las cosas vivas y la energía vital en el proceso natural del universo. 

Se manifiesta en forma de calor, corrientes eléctricas, coloración, tono muscular, fluido nervioso, etc.

De forma práctica, se puede explicar de diferentes formas, como por ejemplo, los sentimientos fisiológicos de hambre, sed, calor o frío.

Todos los sentimientos o energías que aparecen o fluyen en el cuerpo, pueden ser interpretadas como una evidencia de que el prana está ahí, ya que es lo que distingue a un cuerpo vivo de uno muerto. 

Cuando un ser vivo muere, el prana o fuerza vital escapa por sus orificios y poros.

Para la ciencia Kun-Li, Prana es la energía cósmica primaria, y tiene diversas formas de manifestación, es indestructible y está sujeta a transmutaciones ilimitadas y metamorfosis eternas. 

Puede mover los astros, sostener galaxias, crear los campos psíquicos, hacer circular la sangre, dar calor o frío, etcétera.

El Prana está formado por glóbulos vitales cuya energía es completamente distinta a la luz, pero depende de la luz para su manifestación. 

De acuerdo a la ciencia Kun-Li, en el universo todo es una manifestación del Prana. 

Así Prana es: calor, luz, gravedad, magnetismo, vigor, vitalidad, pensamiento, emociones, Alma y Espíritu.

Constitución septenaria en el Hombre

Tríada superior

Atma
Budhi
Manas

Cuaternario o Personalidad

Kama-manas
Astral
Prana
Etero-físico

Canales

Prana es un concepto fundamental en el Ayurveda y el Yoga donde se propone que él fluye a través de una red de canales llamados nadis. 

Los tres principales canales son el Ida, el Pingala y el Sushuma.

Ida hace referencia al lado izquierdo del cuerpo, terminando en la ventana izquierda de la nariz y pingala al lado derecho terminando en la ventana derecha. 

En algunas prácticas, como el Pranayama, se cree que el hecho de alternar la respiración por una y otra ventanas nasales permite que el prana fluya por el cuerpo.

Cuando el prana entra en un período de intensa actividad, la tradición yóguica se refiere ella como Pranotthana.

Origen del concepto

El concepto de Prana se expone por primera vez en los Upanishads, donde aparece como parte de la realidad física y es el soporte del cuerpo y la madre de la mente y el pensamiento. 

El Prana tiñe cualquier forma de vida, pero no es en sí mismo el Atman o alma individual.

Pranas

El concepto de Prana puede también clasificarse en categorías, llamadas pranas. 

De acuerdo a la filosofía hindú, estos son los principios de la energía básica y facultades sutiles de un individuo, que sostienen sus procesos fisiológicos.

Los cinco pranas o corrientes vitales en el sistema Hindú son : Prana, Apana, Vyana, Udana y Samaná.

Kosa

Los pranas, constituyen la segunda funda (en sánscrito kosa) del cuerpo, puesto que la primera sería Atman.

Las 5 kosas serían :

Annamayakosha (Funda física, cuerpo)
Pranamayakosha (Funda del aire vital)
Manomayakosha (Funda mental)
Vigyanamayakosha (Funda intelectual)
Anandmayakosha or Karanamayakosha (Funda causal)

Además, la energía seminal o Veerya es conocida como el Prana de los Pranas.


Véanse también los siguientes conceptos :

Kundalinī
Maná
Odic force
Qi
Yoga Sutra
Pranayama
La nueva energía


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

En busca de la piedra filosofal

La autentica piedra filosofal

The Philosopher's Stone The True Story

 
Arriba